Violencia en Santa Tecla refleja la “ciudad moderna” vendida por alcalde arenero

Diputadas y diputados de nuestra fracción legislativa presentaron dos piezas de correspondencia en relación a los hechos de violencia registrados en el municipio de Santa Tecla, que se convirtió el pasado jueves 8 de octubre en un campo de batalla entre comerciantes informales y miembros del Cuerpo de Agentes Municipales, luego que el alcalde arenero Roberto d'Aubuisson ordenará desalojar a los comerciantes con un uso excesivo e ilegitimo de fuerza.

 

Durante más de 5 horas, el centro de Santa Tecla estuvo bajo fuego dejando como resultado más de 23 personas con lesiones graves por armas blancas, de las cuales 17 de ellas con disparos de armas de fuego e incluso armas largas. La mañana de este viernes 9 de octubre, autoridades del Hospital Rosales confirmaron la muerte del comerciante Iván Alexander Sandoval, quien resultó herido de bala. “Nos solidarizamos con la familia de la persona que ha perdido la vida y esperamos la pronta recuperación de quienes se encuentran luchando por su vida”, expresó nuestro diputado Javier Valdez.

Así mismo, nuestra diputada por el departamento de La Libertad, Rina Araujo, señaló que lo sucedido es producto de la “ineficiencia de un gobernante municipal que a cuatro años no ha dado opciones a las comerciantes, y ahora de manera inhumana y salvaje los repele cuando solo están pidiendo poder ganarse la vida en esta temporada navideña”; dio también que “es indignante escuchar al funcionario decir que no le importan los vendedores”, lo que consideró como un desprecio e irrespeto en su condición de ciudadanos.

Una de las piezas presentadas por nuestro grupo parlamentario solicita se llame de manera urgente al alcalde d'Aubuisson a la Comisión de Seguridad Pública y Combate a la Narco Actividad, a fin de que aclare los lamentables hechos, del cual ya se cuenta un comerciante asesinado. En la otra pieza solicitamos un pronunciamiento en el que llamamos a la Fiscalía General de la República a que se investigue y condene a los culpables de los hechos registrados.

SUBIR