Aprueban Ley para regular contratación de salvadoreños en buques de bandera extranjera

Con 63 votos a favor, en sesión plenaria del martes 20 de febrero se aprobó la Ley Especial Reguladora para la Contratación y Colocación de Gente de Mar en Buques de Bandera Extranjera, con el fin de garantizar y proteger los derechos laborales y sociales de los marines mercantes salvadoreños que labore dichos buques.
 

La iniciativa presentada por el Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén a través de la Ministra de Trabajo y el Ministro de Obras Públicas, plantea que es competencia del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, de la Autoridad Marítima Portuaria y del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, la aplicación, vigilancia y cumplimiento de la presente ley. Además deberán establecer los mecanismos de coordinación y cooperación entre sí, sin perjuicio de la coordinación que deban realizar con otras instituciones estatales.

El Grupo Parlamentario del FMLN se mostró satisfecho ante la aprobación del decreto, ya que con ello, según planteó el diputado Nelson Quintanilla, "La ley impactará positivamente en la economía del país, uno de los beneficios económicos es que se va a generar empleo digno y seguro para los jóvenes, se van abrir fuentes de ingreso de divisas para El Salvador y se va a dinamizar la economía local y de El Salvador en general".

Agregó que la normativa permitiría "definir con claridad que haya un contrato, precisar con claridad las horas de descanso, la jornada laboral, incapacidades y los riesgos laborales que se pueden correr en este tipo de trabajo, así como la repatriación cuando en algún momento sea necesaria".

Gloria Navarrete, quien forma parte de la quinta promoción de Marinos Mercantes expresó: "La ley abrirá muchas puertas de empleo y muchos beneficios para poder sacar a nuestras familias adelante y sobre todo disminuir la tasa de desempleo en el país". Navarrete ha sido evaluada y estaba a la espera de que se aprobara la ley para poder optar a una plaza.

El Salvador se convierte en el segundo país del mundo, después de Filipinas, en contar con un cuerpo legal como garantía laboral a sus trabajadores.

SUBIR