San Sebastián, una comunidad que perdió el agua a causa de la minería metálica

El Cantón San Sebastián, del municipio de Santa Rosa de Lima, departamento de La Unión, cuenta con once caserios, y una población de 4,800 habitantes. La explotación minera por más de 100 años en la zona dejó graves secuelas y daños ambientales, el principal problema que ahora sufren sus pobladores es la falta de agua.
 

Este martes 28 de febrero diputados y diputadas de la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático de la Asamblea Legislativa visitaron la zona para conocer de primera mano los problemas de la comunidad, también la visita se suma a los esfuerzos de los legisladores por avanzar en el estudio de una normativa que prohíba definitivamente la minería metálica en el país.

En el caserio El Comercio las familias sufren graves efectos de la minería industrial que en el pasado explotó las minas del cerro de la comunidad. Hoy en día se desarrolla la extracción minera de forma artesanal por pobladores de la zona, la comunidad asegura que esta actividad no genera problemas ambientales, sino que el problema radica en la herencia dejada por las dos empresas mineras que en el pasado operaron.

En el cerro se contabilizan varios contenedores con minerales y material tóxico, entre ellos cianuro que por décadas ha estado en la zona y se filtra en la tierra y las aguas, a tal grado que el principal río de la comunidad está totalmente contaminado y ya no es una fuente de vida, más que solo un factor de contaminación.

Los diputados Omar Cuellar y Estela Hernández, así como Dina Argueta, y Samuel López del Grupo Parlamentario del FMLN integraron la comitiva legislativa, que además contó con la presencia de diputados de Arena y del PCN. En esta reunión los pobladores aprovecharon para exponer su problemática y solicitar un proyecto de introducción de agua potable y obras de saneamiento en la zona.

Gustavo Blanco, líder de la comunidad explicó que el problema central por ahora es la falta de agua. "No tenemos agua potable", afirmó, y reiteró que invierte cada familia cerca de $2.00 diarios para comprar agua que les abastecen de zonas aledañas.

Además expresaron su preocupación por los contenedores que tienen contaminantes y que son un riesgo latente para la población. "Cada vez que llueve se rebalsan y eso se va al río y a la tierra", añadió Blanco.

El diputado Cuellar tomó muestras de agua y lamentó el daño irreparable al río de la comunidad, al tiempo que reafirmó el compromiso del FMLN para legislar a favor de las comunidades y prohibir por definitiva la minería metálica en El Salvador.

Mientras que la bióloga Cidia Cortes, de CEICOM, dijo que la contaminación "no solo se afecta a las familias de la zona sino también a lo largo del recorrido del río hasta llegar al Golfo de Fonseca".

San Sebastián está compuesto por los caserios: El Puente, El Cerro, Los Melgares, Quebrada Honda, Las Trojitas, la Presa, Los Espinoza, Baratillo Norte, Baratillo Sur, El Comercio y Los Pozos.

Por ahora sus pobladores están conscientes que la minería no es una opción para mejorar su calidad de vida, por eso también en el documento entregado a los legisladores piden que se prohíba está industria en el país, y se den opciones de trabajo a las comunidades, ya que la minería artesanal de la zona se desarrolla en condiciones precarias y de alto riesgo.

COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE Y CAMBIO CLIMÁTICO

COMISIÓN DE MEDIO AMBIENTE Y CAMBIO CLIMÁTICO

SUBIR