Respeto mutuo a la soberanía e integridad territorial, principios básicos en relaciones diplomáticas con China

El Ministro de Relaciones, Carlos Castaneda, asistió al seno de la Comisión Política de la Asamblea Legislativa, para informar sobre el establecimiento de lazos diplomáticos con la República Popular China.

El funcionario acompañado del Viceministro del ramo, la ministra de Economía, el Secretario de Comunicaciones de la presidencia, entre otros, detalló que la apertura de relaciones con China responde a la política exterior del gobierno de El Salvador considerando las potencialidades y oportunidades que brinda a nuestro país el establecer cooperación con una nación como China.

Agregó que se busca atraer más beneficios en campos como cooperación, comercial, económico, social, cultural, turismo, agricultura y desarrollo de la micro y pequeña empresa, entre otros. Además, la decisión busca sumar apoyos para el país y nunca restar o dividir, y menos afectar las relaciones diplomáticas ya existentes, que son de carácter histórico y estratégico.

En América Latina y El Caribe, de 2010 a 2018, China ha invertido en 259 proyectos, que ascienden a más de $34 mil millones, con la creación de más de 90 mil empleos en los sectores de comunicaciones, tecnología, maquinaria industrial, servicios financieros, componentes automotrices, entre otros. Además, entre 2010 a 2018, China en Centroamérica ha anunciado y concretado proyectos de inversión que ascienden a mil 580 millones de dólares.

Otro punto que recalcó es que la apertura de relaciones se da con base a principios de “soberanía e integridad territorial, no agresión, no intervención de uno en los asuntos internos del otro, igualdad, y beneficio reciproco, así como la coexistencia pacífica”.

El ministro Carlos Castaneda, dijo que fue el mismo Presidente Sánchez Cerén el que informó al Presidente de China, Xi Jinping, la decisión de abrir relaciones con la nación asiática. “Fue en mayo de 2018, que el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén envío la misiva a gobierno de China, donde informaba la intención de abrir relaciones diplomáticas”, recalcó.

Dejó claro que la posible concesión del Puerto de La Unión, no tiene nada que ver con China, y de ser concesionado, el proceso está basado en la Constitución y la legislación, y es la Asamblea Legislativa quien debe dar su aprobación. “La concesión del puerto estaría al final en manos de la Asamblea Legislativa, así que nosotros no tenemos nada que ver en eso”, dijo.

Así mismo, fue enfático en reafirmar que el gobierno de El Salvador valora significativamente relación con los Estados Unidos, ya que es un socio estratégico, por lo que las relaciones comerciales entre EE UU y El Salvador están apegadas al tratado de libre comercio con la región y son independientes de las relaciones diplomáticas, por lo tanto no deberían verse afectadas, según el funcionario.

SUBIR