Filtro
  • FMLN se fortalece

    271015-08El 7 y 8 de noviembre tendrá lugar la clausura del Primer congreso del FMLN, es la culminación de un proceso de investigación, construcción de pensamiento político y debate sobre la realidad de nuestro país, del contexto regional e internacional, de las ideas que impulsan procesos políticos de cambio en favor de los pueblos y el papel que un partido revolucionario está llamado a jugar en la sociedad salvadoreña.

    El sentido de un amplio debate sobre la realidad y el papel del partido tiene implícito el propósito de fortalecer una institución que ha sido impulsora de cambios en nuestra patria, sería impensable la reforma del Estado desde 1992 a la fecha sin la persistente acción política del FMLN en favor de la democracia, la justicia social y el ejercicio de derechos de la ciudadanía. Y como sujeto de las transformaciones del país, se impone la necesidad de ajustar la visión al momento complejo que vive el mundo hoy.

    En los 14 departamentos y en el exterior las y los integrantes organizaron grupos de debate de tres documentos preparados por la Comisión de Congreso con participación de la Comisión Política, esos documentos fueron referidos a la realidad económica y social de nuestro país bajo el título Formación Económica y Social de El Salvador; un segundo documento fue referido a las estrategias del partido y su visión programática para el impulso de las transformaciones; el tercer documento versó sobre el partido, su historia, su lucha, su organización y las orientaciones necesarias para su fortalecimiento.

    Las jornadas de debate llevaron entre cinco y hasta diez horas y en su inmensa mayoría las y los miembros del partido asistieron a las tres jornadas. El pensamiento debatido y procesado colectivamente estaba llamado a enriquecerse, completarse y eso ocurrió.

    Una vez las asambleas de debate designaron delegadas y delegados, todos los congresistas y las congresistas fueron convocados a Asambleas departamentales para conocer la versión resulta tanto del debate. Hay que decir que quienes hemos tenido la oportunidad de participar en las primeras tres jornadas de debate y luego en las dos jornadas departamentales podemos afirmar que el debate ha enriquecido el pensamiento del partido y sin duda la clausura será un éxito. Una base para las luchas futuras que el FMLN debe librar para mantener y profundizar las transformaciones de nuestro país.

    El I Congreso se da antes de la elección de autoridades en el partido, y de acuerdo a los Estatutos, sus conclusiones constituyen recomendaciones para la dirección del partido. Así es puesta una visión actualizada en condiciones de ser la fuerza política que gobierna el país, que realiza una política de alianzas para asegurar la gobernabilidad democrática y detener los empeños de restauración neoliberal que impulsan fuerzas de la derecha pro oligárquica.

    Sin duda alguna la militancia partidaria adquiere con esta jornada una mayor conciencia de su papel en la sociedad. Sus jóvenes, mujeres, sus miembros que son al mismo tiempo de diversas organizaciones, o que participan en funciones de servicio público sabremos defender mejor el rol constitucional de los partidos y de la organización social en la defensa e impulso de los cambios.
    Los cambios requieren de instituciones sólidas en el Estado y en todos los ámbitos de la sociedad, los partidos son necesarios por cuanto agrupan las expectativas de diferentes sectores y le dan cohesión.

    A la Comisión de Congreso y especialmente a Medardo González quien encabeza, le agradecemos haber organizado adecuadamente este válido mecanismo de fortalecimiento partidario. Estamos todas y todos llamados a poner en práctica las recomendaciones que se oficialicen en la Clausura del Primer Congreso del FMLN.

    Licda. Norma Guevara @guevara_tuiter

  • FMLN sus 35 años de vida, luchas y victorias

    141015-03Felicitaciones a cada integrante del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional FMLN, al cumplirse 35 años de fundación. Fueron hombres y mujeres del pueblo organizados en sus comunidades, cooperativas, sindicatos, asociaciones, frentes estudiantiles, gremios profesionales y asociaciones campesinas, las que se percataban que la respuesta del régimen político a sus derechos, demandas y aspiraciones era la represión, explotación y fraudes electorales para imponer gobiernos derechistas. Así se formó la convicción de luchar políticamente por un cambio, por la revolución que transforma y cambia; cinco organizaciones dan inicio a un solo frente de batalla, el FMLN.

    El 10 de octubre de 1980, periodistas nacionales y de agencias internacionales fueron voluntariamente llevados a una casa aún desconocida en la ciudad capital para conocer una decisión de enorme trascendencia histórica, la voluntad de cinco organizaciones revolucionarias de unirse para formar al FMLN. Fueron las Fuerzas Populares Farabundo Martí (FPL), el Partido Comunista de El Salvador (PCS), la Resistencia Nacional (RN – FARN), el Ejército Revolucionario del Pueblo (PRS – ERP) y el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC). Este último culmina su integración en diciembre al establecerse como organización estrictamente salvadoreña.

    Antes en enero del mismo año, todas las organizaciones de masas se habían unido en la Coordinadora Revolucionaria de Masas CRM integrada por el Bloque Popular Revolucionario (BPR), la Unión Democrática Nacionalista (UDN), el FAPU, las Ligas Populares 28 de Febrero y el MPL, cada una de estas agrupaciones políticas tenían incidencia en alguna de las cinco organizaciones revolucionarias político militares que formaron el FMLN. En marzo de 1980 el Frente Democrático se integró con los partidos políticos opositores MNR (Movimiento Nacional Revolucionario), un grupo desprendido de la democracia cristiana, el MSP y el Movimiento Independiente de Profesionales y Técnicos (MIPTES), la CRM y el FD dieron origen al FDR (Frente Democrático Revolucionario) en el mes de abril.

    La enorme ola de organización y lucha del pueblo crecía, los asesinatos cometidos por los cuerpos represivos, la persecución y destrucción de sindicatos no detuvo su auge y el surgimiento del FMLN en ese contexto representó un salto, la expresión más alta de la voluntad de vencer y hacer surgir una sociedad diferente. El FMLN acrisoló esa voluntad popular del pueblo, de su heroísmo y de su confianza en la victoria.

    Fue enorme el sacrificio del pueblo y de la militancia a lo largo de 12 años de lucha revolucionaria en la calle, con las armas, en la solidaridad de los pueblos, en las relaciones diplomáticas con gobiernos del mundo dieron como resultado la firma de los Acuerdos de Paz con lo cual el Estado se refundó, la Fuerza Armada retomó un rol distinto, subordinado al poder civil, el FMLN dejó las armas y se organizó en partido político y a pocos meses participó en las elecciones en 1994.

    La presencia del FMLN cambió el régimen municipal y pronto ganamos el derecho de los gobiernos locales a tener una transferencia de los ingresos tributarios que con el FMLN en el Ejecutivo representa el 8% de los tributos.

    En la legislación se articuló la participación de la gente de modo de reforzar con sus demandas y opiniones el rol representativo de diputados y diputadas, los derechos pasaron a tener exigibilidad. Derechos de las mujeres, de los consumidores, de la juventud, el derecho ciudadano de los salvadoreños en el exterior; disponen de mecanismos de exigibilidad. Derechos no caridad, derechos no favores es la nueva comprensión que gana terreno con el FMLN en las alcaldías y en la Asamblea Legislativa.

    Seis años de los 35 del FMLN hemos ejercido gobierno desde la Presidencia de la República y ha quedado demostrada la voluntad de orientar los recursos públicos en favor de quienes más lo necesitan. Se reduce la desigualdad, la pobreza, se impulsa la agricultura destruida por Arena, la familia que manda sus hijos a la escuela pública, que requiere de hospitales públicos está siendo tratada como sujetos de derecho y tiene apoyo del Estado. La respuesta del conservadurismo y de los intereses de la oligarquía se expresa como esfuerzo de obstaculizar los avances y descrédito a los logros. Allí está el desafío del FMLN y del pueblo hoy.

    Avanzar requiere vencer en las nuevas circunstancias, hacerlo como homenaje a la memoria de los hombres y mujeres visionarios que comprendieron la importancia de la unidad de las fuerzas revolucionarias, de un partido fortalecido y unido al pueblo de todos esos sacrificios. A ellos y ellas nuestro reconocimiento y compromiso de hacer realidad la consigna que el compañero Schafik Hándal nos enseñó: ¡LA LUCHA CONTINUA! ¡Felicidades FMLN!.

    Licda. Norma Guevara @guevara_tuiter

  • 35 años de lucha política y electoral y su incidencia en la democratización del país

    091015-04

    Este 10 de octubre, el FMLN estará cumpliendo 35 años de su nacimiento con doce años de experiencia político militar y 23 años de vida como partido político legal en la que ha participado en todos los procesos electorales desarrollados en el periodo de postguerra tanto para elegir presidente y vicepresidente, como para la elección de diputados y diputadas al PARLACEN y la Asamblea Legislativa, así como para los Concejos Municipales.

    El FMLN fue fundado el 10 de octubre de 1980 por las Fuerzas Populares de Liberación "Farabundo Martí" (FPL), el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), la Resistencia Nacional (RN), el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC) y el Partido Comunista Salvadoreño (PCS). Hubo varios antecedentes de unidad guerrillera al FMLN. El 19 de diciembre de 1979 se formó la Coordinadora Político Militar, integrada por las FPL, la RN y el PCS. El ERP fue excluido, a pesar de que era el segundo grupo con mayor poder y antigüedad, después de las FPL, por exigencia de la RN. En 1975, el ERP se había dividido por discusiones acerca de la estrategia política y militar a seguir, y de allí surgió la RN. La dirigencia del ERP ordenó y ejecutó la muerte de dos de sus militantes: el poeta Roque Dalton y el obrero Armando Arteaga (Panicho).

    La primera acción de peso del FMLN fue el lanzamiento, el 10 de enero de 1981, de una ofensiva final en contra del gobierno salvadoreño, conformado por la llamada Junta Revolucionaria de Gobierno, una alianza de militares y civiles que duró de octubre de 1979 a principios de 1982, en tres etapas. La ofensiva no logró su objetivo y, aunque junto con ella desapareció el auge de la lucha de masas que vivía el país, el FMLN se fortaleció militarmente y condujo la guerra, desde el lado de la izquierda, hasta la firma de los Acuerdos de Paz de enero de 1992.

    El FMLN tomó su nombre del dirigente comunista Agustín Farabundo Martí (fusilado en el levantamiento campesino de 1932 por la Policía Nacional dirigida por Osmin Aguirre y Salinas durante el Gobierno del General Maximiliano Hernández Martínez), delegado del Socorro Rojo Internacional y uno de los organizadores de la insurrección campesina e indígena de 1932. El levantamiento fue controlado por la Guardia Nacional, organismo de represión interna creado en 1912, bajo el gobierno del general Maximiliano Hernández Martínez. Durante las operaciones de represión, miles de campesinos e indígenas fueron fusilados. Los historiadores aún debaten, las cifras de muertos. Éstas difieren según los autores, y van desde 7,000 hasta 30,000 personas.

    El FMLN logró el 26 de agosto de 1981 el reconocimiento de la Declaración Franco-Mexicana como fuerza política legítima y representativa del pueblo salvadoreño. Al interior del FMLN, sin embargo, se había formado una división relacionada a los objetivos y estrategia de la revolución. Esta división estuvo expresada en dos visiones distintas de la guerra: por un lado, Carpio lideraba la posición que planteaba el gobierno de la alianza obrero-campesina y la toma del poder por la vía armada mediante la estrategia militar de la Guerra Popular Prolongada. Handal, por su parte, proveniente de su reciente ruptura con la burguesía liberal del PDC y la UNO, planteaba la formación de una alianza con esas mismas fuerzas de izquierda y la solución político-negociada de la guerra. Entre consensos legítimos y maniobras conspiradoras,* la posición de Handal llegó a predominar en la mayoría de las fuerzas del FMLN y luego influenció a un sector magisterial de las mismas FPL de Carpio*.

    Cuando el FMLN extendió la guerra revolucionaria a todo el país y estableció "zonas bajo control" así como "zonas de influencia" (1983), éste demostró ser una fuerza militar y política de gran peso en el país. El conflicto salvadoreño adquirió las características de una guerra civil, pero ésta no era reconocida de tal forma por el Gobierno, hasta que recibió el reconocimiento de la comunidad internacional.

    El proceso específico que culminó con los Acuerdos de Paz de 1992 firmados en el castillo de Chapultepec, México, fue iniciado por el FMLN con la presentación de su propuesta de negociación del fin de la guerra en septiembre de 1989 en Washington, un mes antes de haber lanzado la ofensiva militar. Anterior a estos eventos, el FMLN había propuesto el diálogo y la negociación a la administración Duarte a través de la alianza FMLN-FDR (Frente Democrático Revolucionario). La opción de ofrecer la propuesta a Washington fue definida cuando el FMLN declaró ilegítimas las elecciones de marzo de 1989 y desconoció al presidente (Alfredo Cristiani de ARENA) resultante de las mismas. Pero no fue hasta que se firma el Acuerdo de Ginebra en abril de 1990 en presencia del Secretario General de las Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar, que el proceso se tornó irreversible al programarse una agenda y calendario del resto del proceso.

    El significado de los Acuerdos de Paz se tradujo en el desmontaje completo de la estructura de la dictadura militar con cara democrática (dictadura de nuevo tipo) que imperó desde la presidencia de 1933 hasta 1992.
    El período de la legalidad institucional del FMLN se inició al serle otorgado por decreto legislativo del parlamento salvadoreño del 1 de septiembre su estatus como partido legal después de la firma de los Acuerdos de Paz en 1992 que pusieron fin a la guerra civil. Su personería jurídica, sin embargo, no fue otorgada hasta el 14 de diciembre debido a los procesos burocráticos que caracterizan la estructura estatal.

    A partir de entonces el FMLN comenzó una intensa jornada de esfuerzos organizativos y de institucionalización del partido, de realización de convenciones municipales y departamentales hasta culminar en la Primera Convención Ordinaria del 4 de Septiembre de 1993. La primera Convención fue una contundente demostración de la vitalidad de que gozaba el FMLN y en ella se aprobó la participación del partido en las elecciones generales de marzo de 1994, se autorizó al Consejo Nacional a concertar coaliciones, pactos y entendimientos políticos que fueren necesarios, se ratificó a los candidatos a la Asamblea Legislativa, aprobó un documento base de plataforma programática y tomó la decisión de apoyar la candidatura presidencial del doctor Rubén Zamora por la Convergencia Democrática y eligió al doctor Francisco Lima como candidato a la vicepresidencia de la República. En suma, la primera Convención Nacional nos preparó políticamente para la batalla electoral de marzo-abril de 1994.

    Luego de dicho proceso el frente a participado en cinco procesos electorales presidenciales en los primeros tres se convirtió en segunda fuerza política y en los últimos dos en la primera fuerza política sacando a ARENA del ejecutivo; en ocho procesos electorales para Diputados y Diputadas a la Asamblea Legislativa y para la elección de Concejos Municipales y en cinco procesos para la elección de Diputados y Diputadas al PARLACEN.

    En cada proceso electoral el FMLN ha ido acumulando experiencia político electoral hasta llegar a dominar las reglas hasta derrotar a la derecha en este terrero, ahora la derecha ocupa a la Sala de lo Constitucional para debilitar o buscar entorpecer el desarrollo del frente para que el pueblo se ponga en contra de este y de esa manera recuperar el poder del ejecutivo y regresar con sus políticas anti populares y de beneficio a la burguesía oligárquica que ha vivido de chupar la sangre del pueblo a través de políticas capitalistas de corte neoliberal generando injusticia y pobreza en los sectores mas vulnerables de la sociedad salvadoreña.

    Nelson de Jesús Quintanilla Gómez, Sociólogo y Diputado de la Asamblea Legislativa de El Salvador periodo 2015-2018

  • Dos víctimas: 900 millones de dólares y diputados suplentes

    081015-01Cuando las personas con responsabilidad de tomar decisiones, con "poder", se obsesionan en un error, son capaces de cometer al mismo tiempo varios errores. Estamos en un momento en el que la Sala de lo Constitucional debe resolver sobre la demanda admitida contra la emisión de 900 millones de dólares autorizados legal y legítimamente por la Asamblea Legislativa en abril pasado. La Sala ha pedido a la Asamblea Legislativa que remita el informe de los diputados suplentes que formaron parte de la aprobación del Decreto 1000 y el video de la plenaria en la cual se tomó esta decisión de mayoría calificada.

    Si los 4 magistrados que admitieron la demanda de un miembro del partido Arena para enjuiciar la supuesta inconstitucionalidad del DL 1000 en el que se autoriza al órgano ejecutivo emitir bonos para ser invertidos en seguridad y programas sociales, se atienen a la Constitución, deberían reconocer la constitucionalidad de la ley; pero la subjetividad e incidencias más frecuentes en esta importante instancia del Estado salvadoreño y las declaraciones públicas de algunos de sus integrantes, da para pensar que el error de admitir la demanda y emitir una medida cautelar que impidió colocar los primeros 100 millones podría persistir y agravarse.

    La reconsideración de un punto discutido en la agenda que es uno de los argumentos del demandante, es una regla parlamentaria universal y de larga data, de modo que en el empeño de estrangular las finanzas públicas es remoto que se asuma este argumento. El voto de un diputado suplente que es el otro argumento cuestionado, tiene antecedente en contrario en sentencias emitidas ya por la Sala de lo Constitucional en años recientes; pero puede llegar a convertirse en la segunda víctima que junto a la negación de los fondos causará daño a nuestro país.

    Evidentemente desde algunos grupos de la derecha activamente obstaculizan la obtención de recursos al Órgano Ejecutivo, y es desde ese círculo que se impulsan estas demandas ante la Sala de lo Constitucional, posiblemente los magistrados comparten ese posicionamiento político y de allí sus declaraciones públicas y la búsqueda de los "pretextos" que faciliten complacer al demandante y a quienes presionan por ello argumentando que el gobierno no necesita más recursos, que tiene recursos de sobra o que los fondos públicos sirven para comprar voluntades, toda la prédica sostenida a lo largo de años.

    Los diputados y diputadas suplentes son ciudadanos que expresan la voluntad soberana del pueblo, son parte de la representación plural de la sociedad, se inscribieron como candidatos por los partidos políticos en cumplimiento de ley y de la constitución que les reconoce cuando en el Artículo 131 de la Constitución que establece como facultad del pleno legislativo llamar a diputados suplentes para sustituir a un propietario.

    Los diputados suplentes en nuestro país son electos conforme a ley, son postulados por los partidos políticos a la par de cada uno de los propietarios, cumplen los mismos requisitos de los propietarios y tienen en consecuencia las mismas potestades cuando ejercen la función de diputado propietario. La existencia de diputados propietarios y suplentes es una realidad que jamás había sido puesto en duda, ni siquiera cuando fueron electos los 4 magistrados que ahora contemplan con su admisión de una demanda, la posibilidad de declarar su existencia como algo inconstitucional.

    Cada diputado suplente electo y electa tienen una acreditación de tal por la autoridad electoral que conforme a los artículos 208 y 209 es la máxima autoridad en materia electoral, emitida por el Tribunal Supremo Electoral, TSE.
    Suplentes que sustituyen a propietarios son parte de la historia de la legislación salvadoreña. Entre 2012 y 2015, en 156 sesiones plenarias, los llamamientos de suplentes fueron 2,832; esto abarca a todos los partidos y prácticamente a todas las sesiones.

    Diputados suplentes sustituyendo a propietarios, fueron parte de la aprobación de 723 decretos legislativos. Muchos de ellos han relevado a propietarios que pasan a ejercer otras responsabilidades en entidades del Estado como Ministros, Vice Ministros, Presidentes de entidades autónomas y hasta de candidatos a Presidente o Vicepresidente de la República, alcaldes y otros. Esto es parte de la historia democrática del país.

    Declarar inconstitucional la existencia de diputados suplentes sería como declarar que la Asamblea como elector de segundo grado no debiera elegir magistrados suplentes. Podría ocurrir que en el afán de desfinanciamiento del gobierno lleve a producir dos daños, anular una emisión de bonos y segundo, anular la existencia de diputados y diputadas suplentes. Deseo de corazón no tener la razón de un supuesto negativo sobre la resolución que se emita por la Sala de lo Constitucional y les pediría disculpas por mal pensada si ocurre lo contrario.

    Licda. Norma Guevara @guevara_tuiter

  • 6 verdades sobre la inversión social que no quieren que sepas

    271014-03

    El FMLN y arena representan proyectos políticos diferentes para el país.

    La primicia fundamental es que el FMLN defiende un proyecto de izquierda, basado en la persona humana; arena defiende un proyecto neoliberal capitalista de derecha, basado en situar al mercado al centro del quehacer humano.
    Dos proyectos totalmente diferentes. Dos visiones diferentes de la sociedad y del papel del Estado y del mercado. En términos programáticos, esta diferencia se expresa en las políticas públicas.

    La segunda primicia es en referencia a la política económica, el FMLN defiende la economía inclusiva, con desarrollo económico y social basado en la persona. Para el FMLN en las políticas sociales el Estado tiene un papel fundamental. Para el FMLN el Estado debe jugar un papel fundamental aliado con el mercado, con un objetivo programado en función de los intereses de la mayoría de la sociedad.

    El FMLN busca la transformación de la estructura económica y social del país expresada en un nuevo modo de vida que llama el buen vivir.

    La política económica y social del FMLN ha sido capaz de recuperar empleos después d la crisis de 2009, proteger los actuales empleos , disminuir la pobreza, reducir la brecha de la desigualdad, mantener finanzas públicas equilibradas y la estabilidad económica a pesar de los desajustes de la economía global.

    La tercera primicia se encuentra dentro de la política social, tomando como motor básico la Ley de Desarrollo y Protección Social, que garantiza un sistema de protección al bienestar mínimo de la población que responde a un acceso gratuito y universal a la salud y educación. Además tiene una política importante de subsidios para la población más vulnerable. El proyecto del FMLN apuesta a la inversión en infraestructura social, apoyo a los sectores más vulnerables y políticas fiscales de redistribución de la riqueza a través de pago de impuestos directos de los sectores poderosamente económicos del país
    La cuarta primicia es que el FMLN apuesta a una política de relaciones exteriores abierta, independiente de la ideología de los demás Estados, dando prioridad a Centroamérica, Suramérica, y abrir nuevos mercados con PETROCARIBE, ALBA y otros , sin descuidar a EEUU.

    El FMLN aspira en ayudar a transformar la ONU y organismos multilaterales como FMI y BM.

    El proyecto de arena entiende al Estado como su finca, una entidad que da amplias facultades y libertades a los agentes económicos, reduciéndolo a su mínima expresión como un simple facilitador que corrige los desequilibrios de la macroeconomía.

    Para arena, el Estado debe reducirse y dejar al mercado que sea el regulador de la vida de las personas a través de la oferta y la demanda. ¿Cómo es esto posible? ¿Acaso las necesidades de las personas no van más allá de lo que el mercado ofrece?

    Para arena, la política económica debe estar en función de la empresa privada y no de las personas, dejando en segundo plano la economía en función de las personas. Lo que priva supremamente es el mercado.

    La quinta primicia es que el FMLN cree firmemente en que el capital más grande del país son las personas, por eso aspira al desarrollo humano de todos sus habitantes, fortaleciendo el derecho humano a la salud, educación, alimentación, empleo, seguridad entre otros. Para ello el 49% del presupuesto está dedicado al área social y la gestión de préstamos de inversión en áreas de desarrollo humano por valor de casi 700 millones de dólares.

    Para arena el centro es el mercado, la macroeconomía fría, la privatización de los servicios públicos, eliminación de subsidios, reducir el número de empleados públicos, ajuste estructural que significa eliminar el apoyo del estado a las personas, dejando que sea el mercado el que asigne los recursos según sus ingresos económicos.

    Finalmente la sexta primicia que es la base de este gran proyecto de país es que el FMLN apuesta a un nuevo modelo de desarrollo económico y social, viable, sostenible, en armonía con la naturaleza y con justicia social. Arena apuesta a un modelo privatizador, que destruye la naturaleza en función de intereses económicos, privilegiando al mercado y sus leyes y no a la persona humana

    Sin duda alguna la no aprobación de préstamos por parte de arena y otras fuerzas de derecha obedecen a ese proyecto económico- social neoliberal que desestima al capital humano y privilegia al mercado como centro de sus proyectos políticos. Sin duda alguna son partidos deshumanizados, por ello hay que reflexionar sobre la diferencia de fondo entre el proyecto de izquierda del FMLN y el de derecha mercantilista.

    Dr. Guillermo Mata Bennett @DrMata1

  • A propósito del FOMILENIO II

    171014-05Los estudios sobre las condiciones socioeconómicas, psicosociales y productividad industrial de la zona costera de El Salvador, hicieron posible considerar que el esfuerzo del Milenio II (MCC) y el Programa de Asocio para el Crecimiento (PAC), son posibles y necesarios para dar respuesta a la demanda de inversiones productivas, optimizar el clima de inversiones y el desarrollo humano como componente transversal de los objetivos identificados por los planificadores del programa del Milenio II, configurados entre los objetivos, los componentes y las actividades que se deberán activar para cumplir con las metas propuestas del convenio de los gobiernos de los Estados Unidos y El Salvador. De este esfuerzo estatal conjunto, surgen las políticas públicas, que promueven el desarrollo de aquellas zonas económicamente deprimidas de la costa salvadoreña.

    El componente del desarrollo humano es necesario para mejorar sustancialmente la plataforma laboral de los municipios del litoral nacional. La sinergia institucional es ineludible, el concurso de los actores institucionales, que son los encargados de propiciar las condiciones objetivas de lo que requiere el programa en general, como de los proyectos en particular
    Uno de los objetivos es impulsar las pequeñas inversiones y obras públicas indispensables para las mejoras y beneficios de la población de la franja costera.

    El desarrollo de la zona incluye a 75 municipios, el 34% del territorio nacional, 321 kilómetros de costa y un área marítima de 100 kilómetros cuadrados y 200 millas de mar territorial, en la que reside el 26% de la población.

    FOMILENIO II es una estrategia integral, que engloba proyectos para convertir a El Salvador en un país productor para el desarrollo, la inversión y el empleo, que comprende apuestas sectoriales, así como incentivos, agilización de trámites, acceso a financiamiento y desarrollo de la franca costera.

    Por ello se requiere, que el programa MCC y PAC involucre a la asamblea legislativa, en la formulación de una ley de la República que desarrolle y de sustento al FOMILENIO II, y garantice condiciones para su funcionamiento.
    Sin duda, La Libertad será uno de los departamentos más beneficiados.

    Dr. Guillermo Mata Bennett @DrMata1

SUBIR