La importancia del presupuesto 2015

181114-03Nuestro país requiere dar un salto en el crecimiento de su economía a lo cual el Estado debe contribuir, y viene haciéndolo, creando marcos legales e institucionales adecuados para el fomento de la inversión y la mejora de las capacidades de la gente. La educación, la salud, la seguridad, el desarrollo de obras y servicios son esenciales para esa finalidad y da gusto constatar que la política exterior del gobierno se convierte en un recurso importante en esta dirección. El apoyo anunciado por México al Presidente Sánchez Cerén, la cooperación de la Unión Europea anunciada recientemente, la disposición de Japón de contribuir con créditos para el desarrollo de una obra en el oriente del país y la firma de FOMILENIO II, son señales claras de confianza y respaldo a nuestro país.

Pero se requiere además de esfuerzos internos para desatar la energía y la capacidad productiva de la sociedad salvadoreña; por eso ampliar la capacidad crediticia a pequeños y medianos empresarios a través de BANDESAL es importante, la creación de la Banca Mujer, del Banco de Fomento y el Banco Hipotecario.

Sin lugar a dudas, la aprobación en tiempo del Presupuesto General de la Nación y de los presupuestos especiales de las instituciones autónomas es una señal que tiene importancia económica, política y social, de allí que se vuelve una obligación de la Asamblea sumarse a este entorno positivo, aprobando el Presupuesto 2015 lo más pronto posible.

El presupuesto en discusión de la Asamblea es un presupuesto equilibrado y racional, que tiene como orientación consolidar la educación como derecho fundamental, profundizar y hacer sostenibles los logros en el área de salud, estimular la dinámica de sectores productivos con potencial para generar empleo, aumentar la productividad y movilizar los liderazgos nacionales y locales de modo de prevenir la violencia, combatir la delincuencia y garantizar la seguridad para todos.

El Presupuesto es de 4 mil, 823 millones de dólares. De los cuales el 16.4% servirá para el pago de la deuda pública, 16.7% para la administración de justicia, 46.7% para el desarrollo social, 9.5% para apoyo al desarrollo económico, 10% para conducción administrativa y 0.7% para obligaciones generales del Estado.

El Presupuesto asegura los subsidios al gas propano, al transporte público de pasajeros, a la energía eléctrica; el 8% de los ingresos tributarios es para los municipios. Los ministerios que más recursos tienen son Educación, Salud y ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

Los ingresos estimados para 2015 suponen un crecimiento de la economía del 2.6%, cifra similar a la estimada por entidades externas. Y los desembolsos de préstamos ya aprobados auguran realización de importantes obras en el próximo año; solo en equipo e infraestructura de salud serán invertidos 30 millones de dólares; el presupuesto incorpora incremento en vacunas e insumos médicos; el desarrollo de tres farmacias especializadas; así como programas de prevención y detección precoz del cáncer.

En materia educativa se iniciará el paquete escolar (uniformes, zapatos y cuadernos) para el bachillerato; se iniciará el programa de un niño una computadora y la especialización de docentes en áreas científicas y tecnológicas.

La PNC asegura en el presupuesto nuevas unidades de transporte, equipos de comunicación y nuevas plazas de oficiales y agentes, el Presupuesto de Justicia y Seguridad es el que crece más proporcionalmente (13% en relación al de 2014).

Que buena señal sería que todos los partidos representados en la Asamblea respalden con su voto el nuevo presupuesto, en vez de inventar pretextos, la aprobación en sí indica el necesario respaldo político para el desenvolvimiento de las instituciones y la seguridad a la ciudadanía, de que contarán con los servicios esenciales brindados por el Estado; para los actores económicos su aprobación representa la certeza de compras del sector público.

Por supuesto que con toda la cooperación prevista y la posibilidad de apoyo a préstamos con destino definido que la Asamblea tiene pendiente de aprobación el presupuesto 2015, habrá de sufrir incrementos en la medida que algunos proyectos como el turismo, el de ciencia y tecnología, el bypass de San Miguel, tienen una base de adelanto para acelerar su ejecución y las carteras respectivas requerirán en su momento los desembolsos que sean necesarios para financiar los proyectos.

Es oportuno subrayar que la mayor responsabilidad empresarial es pagar los impuestos de manera correcta y oportuna, por eso el argumento para negar el voto al presupuesto por falta de una ley de responsabilidad fiscal es un simple y vulgar pretexto de una conducta antipatriótica. El gobierno del Presidente Sánchez Cerén tiene una planificación con reglas de probidad y buen uso de los fondos públicos. La aprobación del Presupuesto 2015 es un test que medirá la madurez democrática y responsabilidad de las y los diputados.

Licda. Norma Guevara @guevara_tuiter

SUBIR